En caso de accidente de tráfico, las gestiones extrajudiciales con la compañía obligada al pago de la indemnización, terminan generalmente con la recepción de la oferta motivada en la que la compañía hace un ofrecimiento de una cuantía indemnizatoria, calculada a partir del análisis de la documentación médica que le hemos aportado.

                Es frecuente que estas ofertas motivadas de indemnización estén hechas a la baja, de forma que el perjudicado por el accidente se ve en la disyuntiva de aceptar la indemnización o rechazarla y reclamar judicialmente lo que considera que le corresponde.

                Sin duda, esta decisión es importante, pues hay que valorar pormenorizadamente el alcance de las lesiones y la viabilidad de la reclamación judicial.

                No obstante, nada obsta para aceptar la oferta indemnizatoria realizada por la compañía y, sin renunciar a las acciones legales, plantear posteriormente una demanda en reclamación de la cuantía restante.

                Sin embargo, en este post vamos a analizar una posibilidad que asiste a los perjudicados por accidentes de tráfico que no están conformes con la oferta motivada de la compañía y que, además de ser gratuita para ellos, presenta innumerables ventajas: hablamos de la posibilidad de acudir al Instituto de Medicina Legal y solicitar un informe forense objetivo que después podremos oponer a la compañía aseguradora en caso de que prevea una indemnización superior a la que nos han ofrecido en su oferta motivada.

                Efectivamente, el artículo 7.5 de la Ley 35/2015, de 22 de septiembre por la que se modifica el Texto Refundido de la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor, en virtud del cual “en caso de disconformidad del perjudicado con la oferta motivada, las partes, de común acuerdo y a costa del asegurador, podrán pedir informes periciales complementarios, incluso al Instituto de Medicina Legal siempre que no hubiese intervenido anteriormente”.

                Esta solicitud puede hacerla el perjudicado de mutuo acuerdo con la compañía o, incluso, sin el acuerdo de esta y, en cualquier caso, el precio público de la emisión del informe será a costa de la compañía aseguradora.

                Una vez emitido el informe por el Instituto de Medicina Legal, lo entregará a ambas partes, de forma que la compañía dispondrá del plazo de un mes para efectuar una nueva oferta motivada.

                La regulación de este tipo de pericias y el formulario para solicitarla, lo podéis encontrar en el RD 1148/2015, de 18 de diciembre.

                Podéis descargaros el formulario de solicitud aquí mismo.

 

Next
Formulario de excusa para la formación de Mesa Electoral.